fbpx

Cómo contar una buena historia

¿Sabías que cuando cuentas una historia tus mensajes se retienen más?

Incluso esta forma de transmisión de la información ayuda a que las personas aprendan de manera más dinámica.

Esto se debe a que es vital para los humanos comunicarse y con las historias transmites tu personalidad, alegrías, tristezas, inquietudes y hasta tus miedos.

Contando historias te conectas de manera más directa con las personas y estos retendrán de mejor manera esa información que le estás dando y no la olvidarán tan fácil debido a la carga de emociones que tiene la misma.

Storytelling, el arte de contar una buena historia

Esta forma de contar estos relatos se le llama storytelling, que no es otra cosa que el arte de contar historias para que todos tus receptores se sumerjan en tu relato y no quieran dejar de prestarle atención.

¿Sabías que el storytelling es una técnica usada en el marketing? Este método permite llegar a los potenciales clientes a no leer o escuchar la historia que les cuentas, sino a que adquieran el producto o servicio que estás ofreciendo a través de la historia que le estás narrando.

¿Cómo contar un buen storytelling?

Bien sabes que no todo storytelling es bueno, algunos son malos, te causan aburrimiento y hasta ganas de salir corriendo. Para que tu no cometas esos mismos errores de las malas historias, aquí te damos los ingredientes secretos para que cuentes una buena historia.

Ponle mucha emoción

Las historias que tocan al corazón son siempre las que perduran en el tiempo en la memoria de las personas. Así que cuenta una historia que haga reír, llorar, enamorar y hasta sentir mucha impotencia o rabia.

Cualquier sentimiento que cause una gran emoción que le haga recordar al receptor alguna experiencia de su vida y vuelva a sentir esa misma impresión que está escuchando en tu relato.

Que nunca falte la motivación

Para llegar a sentir la emoción, es imprescindible que haya una motivación. Sin motivación no vas despertar ningún sentimiento, ninguna reacción y tu cuento no lo querrá leer o escuchar nadie.

No olvides los conflictos

En tu historia debes poner esa situación de incertidumbre que no sabrás como los personajes saldrán de esa, que estos se preguntarán ¿y ahora quién podrá defenderlos? Y esto sin dudas desata mucha emoción, el primer ingrediente que te mencionamos antes.

Conecta con el leitmotiv de tu marca

Leitmotiv es una idea que quieres transmitir y que repites cada cierto momento durante la historia para que se marque ese mensaje en el receptor.

¿Conoces el poema El Cuervo de Edgar Allan Poe? Este tiene un leitmotiv bastante sencillo de identificar, el cual es la constante repetición de la frase ¡nunca más!

Que sea fácil de recordar

Un storytelling para ser usado con fines de marketing debe ser corto, conciso y fácil de recordar. Ni se te ocurra relatar una historia al estilo Cien Años de Soledad, si lo logras hacer, entonces te recomiendo que mejor redactes una novela.

Finaliza con el nombre de tu negocio

Para que el oyente se le quede bien guardada la historia y la relacione con el producto o servicio que promocionas, al final del storytelling debes mencionar la marca y así quedará el recuerdo perpetuo en la memoria de las personas.

 

Ahora que sabes los aspectos para contar una buena historia, ahora te toca aplicarlo en tu día a día. Así que EMPIEZA a aplicar lo que acabas de aprender y POTENCIA tus textos de marketing con una buena historia que cause mucha emoción e intriga para que motive a todos a leerla, compartirla y sea recordada por siempre.

Te saluda tu amigo Alfredo J. Williams

Cómo contar una buena historia

¿Sabías que cuando cuentas una historia tus mensajes se retienen más?

Incluso esta forma de transmisión de la información ayuda a que las personas aprendan de manera más dinámica.

Read More »

Cómo afectan las historias a tus emociones

Tan solo escuchar o leer “Había una vez” te eriza la piel y te provoca un gran revoltijo de sensaciones.
No me lo niegues, debes de tener alguna historia que desde bien pequeño te gustó y todavía mantienes en tu memoria. El solo escuchar o leer el “había una vez” de ese cuento o relato te eriza la piel y te provoca un gran revoltijo de sensaciones y emociones.

Read More »